martes, 28 de octubre de 2008

Priorizar

Dudo mucho que la próxima cumbre de esos pocos que pretenden solucionar la vida de todos tenga demasiado éxito en el sentido de que vaya a solucionar de verdad este desaguisado, entre otras cosas porque el 99% de los vips invitados son mas de derechas que Don Pelayo. Y, por tanto, lo único que puede salir de ahí es la garantía de protección a los que siempre tuvieron para que sigan teniendo. Eso si, de cara a la galería habrá que decir que se va a redactar un informe exhaustivo con las nuevas reglas de juego y que estas serán muy estrictas. Traducción: ¡joder, os habéis pasao un guevo y se nos han visto todas las plumas!, recataos un poco que al final vais a ganar lo mismo aunque no sea de golpe; así que venga, una temporada calladitos que ya vendrán otros tiempos.

Ya dijimos en posts anteriores que por supuesto que España debe participar en esa reunión (que el que realmente sobra es Busch). Pero si finalmente no esta no será por demerito ni del país ni de su presidente (si acaso mas bien por dejadez o chulería del suegro de A.A. que se conformo en su momento con una siesta en el rancho con los pies sobre la mesa). Y si estamos mi recomendación a Zapatero es que proponga que Busch no abra la boca ni a los postres, que deje hablar al presidente electo.

Y digo que dudo mucho de la solución porque la cumbre se celebra bajo el veto del anfitrión y será el que se lleve el gato al agua. Por lo menos si la cumbre se celebrara en el marco de la ONU (aunque el resultado iba a ser el mismo) quizás nos lo creeríamos mas.

No nos engañemos. En Estados Unidos hay dos partidos con opciones de gobernar (el del burrito y el del elefante), pero al final siempre gobierna el mismo: el partido del negocio. Y Europa…, ya se sabe… Mientras el Reino Unido siga siendo ese gran obstáculo para construir Europa la balanza no va a cambiar. Al final seguirá liderando el mundo el partido del negocio vía Estados Unidos (China todavía no esta por la labor).

Así que pase lo que pase después del 14 de noviembre (si es que es esa la fecha elegida) lo que tenemos que hacer aquí es trabajar porque haya trabajo. Poner todas las bases de manera urgente y prioritaria hacia el empleo. No hay mejor forma de activar la economía que creando empleo. Que ya lo decía mi abuela: habiendo comido llega el olvido. Si no estamos atentos y priorizamos cualquier otra cuestión que no sea el empleo se puede liar parda. Tiempo al tiempo.