viernes, 24 de octubre de 2008

La herencia


A ver, esto es como en la cofradia, que se va pasando el testigo entre generaciones de la misma familia. De padres a hijos, de abuelos a nietos, hijas, yernos... ¡Todos por igual!