jueves, 2 de octubre de 2008

las perras reales

Me parece un ejercicio de poca solidaridad y empatía el que la casa real (que no nos cuenta en qué se gasta el dinero) aumente su presupuesto un 2,7%.
Reconozcamos que no es más que el IPC, pero si todos nos apretamos el citurón (presidente del gobierno, altos cargos, partidos políticos... y no te cuento lo que nos lo ajustamos la plebe) lo que se pasa de castaño oscuro es que la Casa Real no solo no disminuye su presupuesto sino que además aumenta, ni siquiera se congela.
Tiene huevos cojones bemoles que me pase todo el día aguantando a la tonta de mi Jefa para que Le Roi se moje el culo en palma todos los veranos.