miércoles, 24 de septiembre de 2008

En la 63 Asamblea

Seguramente el titular que recojan los medios de todo el mundo sobre el discurso de Sarkozy (Presidente de turno de la UE) en la 63 Asamblea de la ONU sea el planteamiento de ampliar el Consejo de Seguridad y el G8, pero a mí me ha llamado la atención, en alusión a la crisis global (de rabiosa actualidad), el llamamiento a “moralizar el capitalismo financiero” y recuperar el “capitalismo prudente”. Estos dos términos tan sofisticados y apropiados para una disertación en tan distinguido foro tienen más interés cuando salen de la boca de un liberal-conservador (un tipo de derechas). Ya conocemos la habilidad gala para ampliar el diccionario político. Recordemos aquello de la cohabitación (cohabiter) que inventó Miterrand y que tanta práctica está teniendo con los tripartitos.

En cualquier caso Nicolás, que ha hablado en nombre de Europa (de la UE, quiero decir) pone sobre el tapiz las carencias del capitalismo inmoral y propone revisar el modelo para ejercer control y transparencia sobre el mercado. Y yo digo que se nos está llenando la boca ahora a todos con el tema y sospecho que se puede quedar todo en bonitas palabras. Por lo que vuelvo a proponer que pasemos de las musas al teatro y llevemos a cabo una honda reflexión que redunde en un firme propósito, y su consiguiente puesta en práctica, de enmienda del modelo actual que regule el mercado e impida para siempre los efectos mariposa.