viernes, 19 de septiembre de 2008

¡Allah-u-Akbar!



Por fin una manifestación argumentada contra la violencia de género, número, machista. Más o menos viene a decir lo que todos ya sabíamos pero no nos atrevíamos a manifestar. A ver, no está bien matar a una mujer porque se masturbe; basta con darle unos azotes correctores para meterla en vereda y corregir esa líbido. Si es que no hay nada como un buen catecismo para recuperar la integridad y las buenas formas. También se les podría cortar los dedos, pero entonces ¿quién cocina? Venga, unos azotes bien dados y a corregir esa actitud. Menos mal que todavía queda gente con integridad.