sábado, 29 de marzo de 2008

Ken lee, una canción de amor

Pues eso, que cada cual canta como quiere..., o como puede.