jueves, 25 de marzo de 2010

La escuela del siglo XXI

Conocer las emociones y sentimientos propios y ajenos. Manejarlos, reconocerlos, crear la propia motivación, y gestionar las relaciones: inteligencia emocional.

El gobierno extremeño crea la Red Extremeña de Escuelas de Inteligencia Emocional. Con el objetivo de desarrollar:

— El esfuerzo compartido entre alumnado, familias, profesorado, centros educativos, administración educativa, instituciones y el conjunto de la sociedad.


— El esfuerzo individual y la motivación del alumnado.


— El fomento de la promoción de la investigación, de la experimentación y de la innovación educativa.


Los centros que se integren en la Red de Escuelas de Inteligencia Emocional desarrollarán Programas de Aprendizaje Social y Emocional, por lo que adquieren el compromiso de participar activamente en un continuo proceso de mejora que conlleva innovar en torno a temas relacionados con la inteligencia emocional, esto es, llevar a cabo las actuaciones oportunas teniendo en cuenta las emociones y las relaciones personales.

Una cuestión imprescindible, a mi juicio, para consolidar en el futuro el cambio de modelo económico y productivo para hacerlo sostenible. Porque todo debe empezar por el principio (la escuela).

Qué bueno sería llegar a un Pacto de Estado en materia educativa. Al ministro Gabilondo no le falta actitud ni aptitud. Esperemos lo mismo de los demás contertulios.


Desde luego en Extremadura ya ha empezado la escuela del siglo XXI. Que gran oportunidad.