miércoles, 28 de abril de 2010

Yo también quiero una agencia.


Dear B:

Definitivamente me convenzo de la necesidad de una banca pública. De un dinero, de un sistema financiero al servicio de los ciudadanos y de las empresas socialmente responsables. No podemos seguir al albur de los caprichos de esas agencias que calificaron con la máxima categoria los bonos basura que les dictaron los señores del dinero y nos hundieron en la miseria. Definitivamente, B, tendremos que luchar por volver a la sociedad del trabajo. A lo que se consigue con esfuerzo. A poner en valor el capital que realmente importa que es el humano. La relación entre personas en todos los ámbitos de la vida. La cooperación. Tenemos que reflexionar sobre esto y hacer alguna propuesta. O ponemos una agencia?

Sincerely,

T.