lunes, 4 de febrero de 2008

La shica


En tardes como ésta, febrero y agua, que enfrían el alma, escusho a la shica para que todo fluya.