miércoles, 13 de febrero de 2008

El aparejador de Rajoy

Bush tuvo su arquitecto. Rajoy también lo tiene. Lo que ocurre es que el de Rajoy parece ser que ha delegado la dirección de obra (¿cuánto tardará en revisar el pladur?), al menos temporalmente, en dos insignes aparejadores de plantilla de la FAES. Se dice de ellos que están marcando la agenda de campaña con novedosas estrategias y propuestas imaginativas que invitan a la integración, como esparcir la sensación de inseguridad para cosechar miedo y rechazo, crispar la convivencia y la política para sumar abstención y otras iniciativas de calado para el bien de España. Y ya se sabe, en esto de la política, y más en campaña electoral, quien marca la agenda obtiene ventaja. Yo creo que hay que reconocerles una virtud, y es que siguen el Manual de supervivencia a piesjuntillasprietaslasfilas. Si bien no se sabe con certeza si lo hacen para aupar a Rajoy a la Moncloa o para hundirlo definitivamente. Que cada cual saque sus conclusiones.