jueves, 6 de mayo de 2010

Grecia

Tres personas han muerto en las movilizaciones que se suceden en contra del Plan de Empobrecimiento Social que los mercados han impuesto para Grecia.

Estoy en contra de cualquier tipo de violencia, sea en nombre de lo que sea. La manifestación y movilización ciudadana no debería jamás desembocar en violencia. Mucho menos en pérdidas humanas. No hay justificación posible para esto. Desde aquí mi reprobación a los actos violentos y mi solidaridad con la ciudadanía griega. Apoyo su lucha pacífica en contra de la voracidad financiera. Deberíamos de ir tomando nota de algunos acontecimientos.