martes, 25 de mayo de 2010

Para nota: lamentable

El PP ostenta la categoría (que a pesar de la crisis le puede volver a golpear electoralmente)de ser el único partido con opciones de gobernar de toda Europa que se opone machaconamente a las medidas de reducción de déficit impuestas por los mercados financieros. Sus colegas conservadores británicos, alemanes, franceses, italianos, ... están tomando las mismas medidas que el gobierno español.

Medidas desagradables desde el punto de vista de la izquierda pero necesarias a pesar de nuestros pesares. Ahora resulta que son los defensores de las políticas sociales (debe ser desde que Esperanza es pobre de pedir), de los trabajadores, de los pensionistas.

No se puede ser más demagógico, más oportunista, ni más partidista. Un partido que aspira a gobernar, en una situación como la actual no debe comportarse como lo está haciendo el Partido Popular. Sin ningún sentido de Estado ni de preocupación por los problemas reales.

En lugar de hacer propuestas sensatas que contribuyan a la confianza se dedica a destruir por destruir pensando solamente en su particular rédito electoral. Pues me da que no conocen al ciudadano español, que cuando llegue el momento les volverá a enviar para septiembre. Máxime si siguen repitiendo el espectáculo de hoy en el Senado.