jueves, 5 de junio de 2008

Obama



Felicidades Obama.

Triunfó la cercanía y la naturalidad, el mensaje directo frente al encorsetamiento y la vieja puesta en escena. Obama ha comprendido que el mundo ha cambiado. Ha intuido el valor de las redes y ha utilizado las herramientas adecuadas para explicar su mensaje.

Hace 45 años Martin Luther King tuvo un sueño. Cuarenta y cinco años después Barak Obama dice que es posible. El primer paso está dado. El siguiente se llama noviembre. Y puede ser posible. Y si lo consigue, ¿será posible hacerlo posible?