jueves, 15 de mayo de 2008

Coslada-Corleone



No puedo entender cómo puede perdurar en el tiempo (20 años nos dicen) algo que ahora resulta que todo el mundo conocía. Si los que “nos defienden” son los que “nos extorsionan” hay algo que no cuadra. Malos hay en todas partes, en todos los gremios. ¿Pero veinte años con total impunidad amenazando, extorsionando y abusando? ¿En dónde está el error? ¿Qué hay detrás de la placa?