jueves, 16 de abril de 2009

¿Ya no egues libegaal?


¿Se les rompió el amorrr?

Neocón dixit: Flexibilidad y movilidad laboral, la libre competencia hace próspera a la sociedad civil. Cada individuo, en su libertad, en un mercado libre es dueño de su propio destino. Si se queda sin trabajo no puede culpar a nadie; la culpa es de su falta de competencia y competitividad dentro del mercado.

Fedeguico (gurú neocón) dixit: Suscribo todo lo anterior siempre que no me afecte a mí. Despido libre, sí, pero para los demás.

Parece ser que lo han echao o lo van a echar o vete tú a saber. Según la doctrina que ha estado predicando todo este tiempo debería estar saltando de alegría puesto que el despido le permitiría ser más competitivo, superarse como individuo y todo eso, pero no. Resulta que la doctrina neocon es para aplicarla a los demás. Él es intocable. O así lo pretende.
Nunca me alegro de un despido, de una pérdida de trabajo. Pero hijo, te lo has llevado calentito. Tienes el riñón bien cubierto. Y andas pahí por lo visto trapicheando con Pedro José en asuntos malvados de radios.