viernes, 17 de abril de 2009

Agua va!



Cerrado (parlamentariamente hablando) el caso Gurtel. Reciente la alegría y el coqueteo de la primera cita con sonrisa adolescente, en la Asamblea de Madrid ahora se discute por el agua. Sobre cómo trasvasar desde los depósitos (vasos o botellas) a los estómagos de sus señorías sin que haya filtraciones que irrumpan e interrumpan el normal funcionamiento del sistema de audio de la cámara. Además, que la oratoria del contrincante puede producir un golpe de tos o ese movimiento convulsivo del diafragma que llamamos hipo y dejarl@s hechos unos zorros, y no son formas. Se ha cambiado el debate de altura por el debate mojado. Y ahí tuvo que sacar de nuevo la casta y la furia doña Esperanza, aunque fuese ninguneando a Elvirita, para que las aguas volvieran a su cauce.