martes, 27 de julio de 2010

actos invisibles

Hay veces que me pongo a hilar en mi mente y no se como llego de una idea a otra.
El caso es que hilando el calor con la combustión espontánea de los cuerpos, me he parado a pensar en los incendios forestales.
En Extremadura hemos bajado de forma radical el número de incendios forestales.
Creo que se ha venido haciendo un gran trabajo de prevención que consigue que cualquier posible incendio se quede en conato.
Pero me sabe a poco pensar que cuando los grandes incendios todo eran titulares y cámaras y ahora nadie se asoma a preguntar por qué, y me gustaría alabar a todas esas personas que durante muchos años han trabajado para que en verano las llamas no llenen las portadas de los periódicos