martes, 17 de febrero de 2009

una gran empresa

le robo a una compañera de trabajo su reflexión sobre la iglesia:

La iglesia católica es la mayor empresa que existe y ha existido nunca, y a las pruebas me remito:
Tiene un logotipo impactante (sencillo, gráfico e identificable a primera vista).
Tiene sucursales en todos los puntos donde pueda haber clientes. La mayor parte de ellas situadas en los mejores lugares de cada localidad.
Es la única empresa cuya sede central es un país independiente (el Varticano) y tiene representación en la ONU.

Tiene representantes y agentes comerciales pagados por el estado, que venden el producto (producto incluido en el temario educativo).
Vende un producto sin coste de producción y de enorme valor potencial, la salvación eterna.
Es la empresa con más clientes, hay reconocidos más de mil millones de personas bautizadas; de los que guarda registro.