viernes, 4 de febrero de 2011

El Rey está en camisa

La rebelión (pacífica) ciudadana de Túnez con la consecuencia de expulsión de Ben Alí. La rebelión (pacífica) ciudadana de Egypto con la previsible (ojalá) consecuencia de expulsión de Mubarak, y la propia red a través de la reflexión que Luis García Montero  hace sobre la cuestión, me han hecho pensar sobre cuántos reyes desnudos o en camisa estamos soportando durante tanto tiempo. Dictadores de toda clase, tipo y condición. Aquí incluyo, y de qué manera, a esos entes que de repente hace unos años han aparecido en nuestras vidas y que llamamos (porque así nos lo han enseñado) "mercados" (tacháaaaaan), y que se han convertido en la mano que mece que la cuna. Pero hete aquí que de vez en cuando (lástima que solo de vez en cuando, estamos demasiado dormidos, o demasiado inmersos en demasiados miedos o en demasiados conformismos empujados por demasiados miedos) alguno o algunos despiertan y gritan a los cuatro vientos que el rey está desnudo y se van sumando ojos que se van quitando gafas, y se convocan y se conjuran y se reunen en plazas y gritan todos que el rey está desnudo; y el rey, por fín, se marcha avergonzado. Y me ha hecho desear gritar con más frecuencia y más contundencia que el rey está desnudo en tantas cosas que ocurren cotidianamente.<



/div>

Y de paso, también,  me ha hecho releer "El paño maravilloso", ese cuento del infante D. Juan Manuel en el Conde Lucanor.

¡EL REY ESTÁ DESNUDOOOOOOO!

2 comentarios:

PiliMªPILAR dijo...

Enhorabuena por tan ocurrente como punzante análisis de algún 'descamisado reyezuelo' que nos zanganea cerca, cerquita..
¡Ma Dio!
¡il mio spanto!

Thorio dijo...

Gracias a tí por el comentario y el paseo por esta tu casa. ¡Si pudiésemos dejarlos a todos en pelotas!, pero qué digo? yes we can!