jueves, 12 de noviembre de 2009

Eso no se toca



"Tenían un sentido preciso, cuidar el harem de los hombres más ricos del país. Y muchas veces prestaban servicios de cama también a sus dueños. Así escalaron posiciones y se convirtieron muchas veces en personeros influyentes sobre todo en el ámbito político. Algunos incluso tomaron decisiones de Estado".

U-nos y otros. Por cierto, NNGG pertenecen al Consejo de la Juventud.